Noticias

A Santa le hacemos la Cruz: promoción machista en Quilmes

El flyer de unos de los salones más reconocidos de Quilmes es claro y concreto: quiere mujeres a partir de los 18 años y hombres a partir de los 21, a las mujeres se les otorgan “tragos de cortesía” hasta las 02:30 de la madruga, y ¿los hombres? No hacen fila. La publicación para vender la fiesta reza la palabra en inglés “Insane”, que en castellano quiere decir: “Insano”. Y un análisis rápido nos puede advertir: nos quieren menores, nos quieren borrachas y quieren profesar algo que no es sano pero que está muy bien avalado en su patriarcado bolichero.

 

Voceros del boliche “Santa Cruz” profesan, aseguran y se reconfortan en decir que su espacio es “feminista” porque le regala tragos a las mujeres, porque pueden entrar a partir de los 18 y se ríen y se gozan diciendo: “Vos te haces la feminista pero no te quejas de entrar gratis al boliche?” . En fin, en la mente de estos varones somos un bien de consumo, no somos sujetas de derecho, somos una cosa, a consumir claro, para que los varones puedan divertirse a costa de nuestra represión.

 

“Putita Golosa” de Luciana Peker nos da un punteo de nuestro derecho como jóvenes y mujeres a la diversión sin machismos, a estar en pedo sin que nos violen, a estar con amigas sin que nos maten, a decir que no y que no nos importe que por eso nos digan “puta de mierda”. El deseo mayor es que esta deconstrucción nos alcance a todas porque esta deconstrucción aunque duela, nos hace libres. Por eso Combativas considera importante desarmar esta publicación y esta actitud “publicitaria”.

 

Cuando tenes 18 años, la billetera y el trabajo no permiten decidir libremente donde ir, es por  esto que los boliches machistas se aprovechan de la situación y regalan tragos, entradas, sobre todo tragos, porque insisto, nos quieren borrachas y menores.  Esto Santa Cruz lo sabe, sabe que asi recluta “más mujeres”, para estas mentes más bienes de consumo, más propiedad privada. Nos quieren “INSANE”.

 

La solución es sencilla: evitar este tipo de locales, ya seas hombre o mujer hasta que no dispensen un trato digno para todos sin aprovecharse del físico de unes ni de la billetera de otres. La solución para los dueños es que en vez de ser tan machistas sean un poco más feministas poniendo entrada universal o tragos populares. Si a uno le cobras diez, y a otro cero, ¿por qué no cobrar cinco a cada uno y todes contentes?

 

Esto no es un hecho aislado, y no es casualidad que sea la mujer la elegida para la promoción, pasa en Quilmes y pasa en Argentina, y pasa en las sociedades capitalistas donde la cosificación de la mujer parece no tener límites, donde este es un eslabón más de la larga cadena de violencias que miles denunciaron en las movilizaciones del #NiUnaMenos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s