Noticias

Por las pibas, contra los Darthes

Por las pibas, contra los Darthes

¿Qué hacemos cuando es un secreto a voces y hay complicidad machista? ¿O duermen en sus laureles porque la impunidad estaba de su lado?

Las relaciones de poder existen, se ven y materializan. Los abusos de poder se centran en universidades, colegios, iglesias y trabajos.

Ahora que sí nos ven…las pibas se organizaron, sin miedo y con rabia. Contra toda opresión.

A raíz de la llegada de varias denuncias hacia profesores de la Universidad Nacional de Avellaneda, ex estudiantes escribieron el siguiente relato.

 

:: Dartheses hay en todos lados. Nuestro Darthes Universitario ::

Nuestro Darthés es ese profesor -y director de una importante área de la universidad pública- que abusa de su lugar de poder, de las búsquedas de sus estudiantes, de la vulnerabilidad y la fascinación. Nuestro Darthés tiene una familia y se encarga de que la conozcamos. Nos hace participes del ritual exhibitorio de su núcleo íntimo. Y a la vez niega a su familia.

Es que nuestro Darthes se contradice todo el tiempo, miente obvio. Es que nuestro Darthes es un psicópata. Nuestro Darthés construye con sus estudiantes vínculos ambiguos, dudosos, opacos, que presten a la confusión y sometan a sus estudiantes a una hermenéutica forzada: ¿“es copado o me quiere coger?” Para esto, nuestro Darthés tiene preparado un coro de personas que conteste “es copado”.

Nuestro Darthés es un fauno (o un sátiro de la tradición helénica) feminista que capta a sus presas con diferentes ardides. Aunque –pensándolo bien- le cabe más el mote de sileno.

Nuestro Darthés se pasea impune y saludando a viva voz por la universidad. Con su sonrisa burlona, nos echa miradas a quienes alguna vez acechó. Nos quiere mostrar/demostrar que ese es su dominio, porque allí tiene protección. Nuestro Darthés se aparece en nuestras marchas, al lado de la bandera de la universidad y canta “Ni una menos, vivas nos queremos”, con sus manos enlazadas en la espalda, mirando con aprobación lo que sucede.

Dartheses hay en todos lados, en todas las familias, en todos los ámbitos de la vida. Su figura pública es intachable, construye alianzas estratégicas con figuras de poder, renombre y trayectoria. Personas incuestionables que sostengan su buen nombre. Nuestro Darthés sofisticó sus estrategias perversas sosteniendo una repetición sistemática de sus actos. Nuestro Darthés es perverso en privado e incuestionable en público. Nuestro Darthés es uno de los pilares de una querida institución, pero entre nosotras lo vamos a tirar.

Compartan compañeras universitarias y no universitarias también.
Y para las que reconocen nuestro Darthes: estamos juntas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s