Noticias

¡BASTA DE JUSTICIA PATRIARCAL! #LiberenASoledad

Organizaciones feministas se movilizaron en el juzgado de Berazategui para exigir la libertad de Soledad que se encuentra  presa desde el domingo 2 de septiembre de 2018 por haber defendido a su hija de 14 años de ser abusada sexualmente por su padrastro.

Ana Clara de Limando Rejas contó a Revista Combativas que Soledad está al tanto de las movilizaciones, que está de acuerdo y que espera que esto siente precedente para que no le pase a ninguna mujer más.

Luego de nueve meses de violaciones sistemáticas intramaritales y de amenazas de abuso y acoso explícito a su hija, Soledad la defendió cuando su marido intentó violarla dentro de un auto en el que se encontraban lxs tres, ahorcando a su pareja con el cordón de su campera. Acto seguido, se entregó a la comisaría 4ta de Berazategui.

 

WhatsApp Image 2018-10-02 at 12.07.01

Hoy se encuentra a la espera de que el Juez Damián Vendola resuelva si confirma su prisión preventiva, tal como lo pidió el Fiscal Carlos Riera. El juez definiría esta situación entre el lunes 1 de octubre y martes 2 de octubre de 2018.

“Lo vivido por Soledad es un caso de legítima defensa de terceros establecido en el código penal. Se dan todos los requisitos que exige el artículo 34: Soledad defendió a su hija de un ataque contra su integridad sexual. Ese ataque de su pareja hacia la niña era una agresión ilegítima, no provocada por Soledad; y la defensa fue racionalmente necesaria, porque Soledad estaba dentro de un auto con su hija y el agresor, cuando este intentó violar a la adolescente (quien además no podía escapar por sus propios medios porque tenía un pie enyesado y no podía correr). En la desesperación y utilizando, no sólo un medio de defensa racional sino, el único medio a su alcance con la intención repeler la agresión, Soledad se arrancó el cordón de la capucha de su campera y ahorcó a su marido. Soledad sólo pensó en defender a su hija de la violación, no en matar a su pareja”, manifestó Ana Clara de Limando Rejas

WhatsApp Image 2018-10-02 at 12.07.05.jpeg

A Soledad –como a la mayoría de las mujeres que se defienden– se le exige otras respuestas mágicas, hipotéticas y fuera de su alcance, como bajarse del auto y que su hija también se bajara y escapar de su pareja, a quien, sin dudas, seguirían viendo y quien las había amenazado con matarlas. Llama la atención que si bien el código penal presume que “cualquier persona que mata a alguien que ingresa a su propiedad por la noche” actúa en legítima defensa, no presume lo mismo de una mujer que se defiende en un contexto de violencia machista o que defiende a su hija de un violador.

En esos casos el código penal habilita a generar “cualquier daño” (y esas son las palabras textuales) a quien ingresa al domicilio por la noche sin consentimiento del dueño. Sin embargo, pareciera no habilitar a una mujer a defenderse o a defender a su hija de un ataque contra su integridad sexual.

“Las feministas seguimos denunciando lo problemático que resulta que la interpretación de estos hechos esté en manos de fiscales y jueces, en su mayoría hombres, que resuelven los casos sin perspectiva de género, y nos declaramos en estado de alerta y movilización ante este caso que nos duele y nos conmueve”; finalizó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s